Los vendedores realizados, mejoran el Branding de tu Marca

Cuando escribimos acerca de ventas y vendedores, solemos hacerlo sobre el trabajo diario de estos profesionales, y la repercusión que puede tener en las ventas.

Todo este trabajo tiene una repercusión; positiva o negativa, en la economía de toda empresa. Con buenos clientes y buenas negociaciones, tenemos más posibilidades de tener una Marca “sana”, con ingresos suficientes y recurrentes.

La continuidad de cualquier organización con ánimo de lucro, pasa por tener ingresos suficientes, y controlar muy bien los gastos para obtener beneficios. Es muy importante invertir parte de esos beneficios. Una Marca no puede brillar sin inversión.

A veces, esa inversión de la que hablo es menos tangible, pero no por eso carente de importancia. Reducir los beneficios de una Marca a cuánto han vendido las personas del departamento de ventas, es quedarse a medio camino.

Los buenos vendedores, mejoran el Branding de una Marca

Cuando hablamos de Branding, solemos pensar en algo muy especializado y tomamos cierta distancia. Está claro que la estrategia de Marca es cosa de profesionales, pero también es importante que todas las personas contribuyan a mejorarla.

No tener en cuenta que las acciones de cualquier trabajador de la organización, repercuten directamente en la imagen de la misma, carece de sentido, y puede perjudicar seriamente a la percepción que se tiene de ésta en el mercado.

Las personas que integran la empresa evocan una imagen, y la percepción que tienen los contactos, se asocia directamente con la Marca a la que representan dichas personas.

¿Qué relación tienen los vendedores con el Branding?

Dentro de cualquier empresa, hay personas que están en un segundo plano (si hablamos de la relación con los clientes), y otras que tienen un contacto directo y diario con ellos.

Ofrecer una buena imagen, dando un trato correcto y estar al corriente de la estrategia de la empresa en cuanto a comunicación y marketing, es sumamente importante para ser coherentes en todo el proceso.

Si hablamos de los profesionales que están en contacto directo con los clientes potenciales y reales (vendedores), esto se multiplica y amplifica mucho más. Tiene lógica.

Destinar grandes inversiones en Branding, Marketing y Comunicación, para que después se produzca una incoherencia en ese trabajo, parece poco interesante. ¿Verdad?

Cuestiones como; contestar de forma adecuada al teléfono, cumplir con todas las visitas y estar a la altura que merecen todos los contactos de la Marca a la que representan, mejorará el Branding y la imagen de Marca, sin duda.

¿Por qué es importante tener vendedores realizados?

Como ya comenté en otro post, si tenemos vendedores experimentados y muy profesionales, casi no hará falta exigirles resultados. Un buen profesional de la venta, se autoexige mucho, y siempre cree que puede mejorar.

Si has trabajado con fuerzas de ventas especializadas y bien formadas, sabrás a lo que me refiero.

Un vendedor está acostumbrado a que le valoren por sus números, y sabe que siempre debe estar atento, porque todo puede cambiar en un instante.

Pese a que tienen un gran nivel de autoexigencia, y poseen una capacidad de automotivación enorme, no podemos olvidar que también son personas, y necesitan sentirse realizadas. Existe una parte que hace referencia a la realización en el trabajo, que también afecta directamente a este departamento.

La motivación y realización, guarda una estrecha relación con la posibilidad de desarrollar capacidades y potencialidades. Ofrecer espacios para que los profesionales puedan desarrollarlas, es básico para cumplir con este objetivo.

Crear escenarios que potencien la realización de los vendedores, mejorará la la imagen que proyectan hacia el exterior. Esto se produce de forma natural, porque una persona contenta, transmite mejores sensaciones y está dispuesta a “dar” un poco más a los clientes.

Cuando digo “dar más”, no refiero a ofrecer descuentos, me estoy refiriendo a dar un servicio exquisito y con una sonrisa, si cabe. Algo que los clientes perciben y que ayudará a posicionar mejor nuestra Marca en su mente.

Conclusiones

Comencemos a involucrar a los vendedores para mejorar el Branding de nuestra Marca. Invertir en una buena estrategia, incluye que todas las personas se sientan partícipes, y que la conozcan muy bien para que puedan apoyarla y mejorarla.

Si las personas que están en contacto directo con los clientes, no saben qué estrategia deberían seguir, el resultado puede ser una incoherencia de marketing. Además de esto, es importante que se sientan realizadas.

Si conseguimos que todo esto funcione de forma natural, también funcionará nuestra estrategia de Branding y posicionamiento de Marca.