¿La tecnología puede afectar a los resultados de venta?

Vivimos una época de cambios profundos y constantes así que muchos profesionales estamos buscando el encaje de todos ellos en nuestro día a día. A veces tengo la sensación de que cinco años actuales son como treinta del siglo XX.

Los cambios tecnológicos y sociales ocupan grandes espacios en nuestras conversaciones y llevamos la tecnología a cuestas, nos acompaña a todas horas.

La tecnología bien utilizada resulta sumamente beneficiosa para nuestro trabajo y nos puede ayudar a mejorar los resultados de venta pero también puede distraernos en exceso.

Atendemos notificaciones de todo tipo y a todas horas, unas nos anuncian un nuevo post que puede interesarnos, otras hacen referencia a conversaciones en redes sociales, algunas nos avisan de que nuestra app de mensajería instantánea está echando humo…

Focalizar se ha convertido en un reto importante y evitar distracciones supone un gran esfuerzo por nuestra parte. Centrarnos en aquello que es urgente o importante pero menos divertido, es una tarea que requiere de nuestra atención constante.

¿Procrastinamos más que antes?

Si la respuesta a esta pregunta es afirmativa, sería interesante descubrir si lo hacemos de forma consciente o simplemente porque no somos capaces de separar tareas u organizarnos de forma correcta.

Si al final resulta que no somos capaces de organizar bien nuestro trabajo, podríamos solicitar formación, de hecho, lo normal es que desde la dirección de nuestra empresa (quizás el departamento de RRHH) propongan este tipo de aprendizaje. En el caso de que no esté previsto, siempre puedes pedirlo, no lo olvides.

Un profesional de la venta no puede desactivar las notificaciones y debe estar conectado, mejor dicho, localizable en todo momento y dentro de su horario de trabajo. Algún cliente puede necesitar atención urgente, quizás un compañero de trabajo tiene una duda importante sobre alguna cuenta crítica para la empresa, etc, etc…

Es muy importante destacar que estar localizable no significa que debamos atender todo y a todos de forma instantánea pero tampoco podemos desaparecer durante mucho rato, salvo algunas circunstancias, claro.

La tecnología debe ser nuestro mejor aliado y nunca convertirse en un mal compañero de viaje. Disponer de diversos aparatos que nos facilitan la conexión, no significa que debamos trabajar sin parar o vivir con la constante sensación de culpa, si no hemos podido atender aquella notificación o llamada que nos entró en horas de descanso.

Todos necesitamos desconectar y desde todas las empresas deben entender que es beneficioso para ambas partes. Un trabajador descansado y con tiempo suficiente para oxigenarse, rendirá más, será más efectivo y conseguirá mejores resultados.

La tecnología no puede ser la excusa para no desconectar y no pueden ni deben exigirnos una conexión profesional 24×7. Estar localizables fuera de horas de trabajo, ni es obligatorio ni debería ser una norma, sólo una excepción.

Saber desconectar y oxigenarse es muy necesario para ser más productivos.

Es cierto que mientras un vendedor está realizando una visita o se encuentra en medio de una reunión, lo mejor que puede hacer es dejar el móvil en silencio, por respeto hacia las demás personas.

Una vez terminada esa reunión, es importante que revise su terminal para confirmar que nadie necesita nada que no pueda esperar.

La tecnología puede ser motivo de distracción y afectar a tus resultados

Es importante estar atentos a las señales que nos puedan perjudicar y no podemos aceptar una conexión 24×7, pero también es importante ser totalmente honestos, primero con nosotros mismos y rectificar si estamos dejando que la tecnología nos distraiga.

Tal como comentaba al principio del post, el peligro de la hiperconexión es la cantidad de distracciones que tiene y la correspondiente pérdida de tiempo que acarrea. Los vendedores organizamos nuestro tiempo y eso nos obliga a ser ordenados y resolutivos.

Un exceso de distracciones podría afectar a nuestros resultados, las semanas pasan volando y estamos obligados a cumplir con nuestros objetivos.

En resumen, es importante que aproveches todos los dispositivos que tienes a tu alcance para ser más productivo e incrementar tus contactos.

Estate muy atento a las señales que indiquen que necesitas desconectar, descansa y dedica tu tiempo de desconexión para distraerte y oxigenarte y, sobre todo, no te distraigas, focaliza y no dejes que nunca, bajo ningún concepto…

La tecnología pueda afectar a tus resultados de venta.

Foto: Pexels