La formación ayuda a mejorar los resultados de tu empresa

Aprendemos todos los días con el simple hecho de estar en contacto con clientes, compañeros de trabajo… pero si no somos plenamente conscientes, ¿de qué sirve?

El ajetreo diario y un sinfín de obligaciones, nos apartan de muchas cosas interesantes. Los agobios por llegar o no llegar a objetivos, adelantarnos al futuro constantemente o participar en conversaciones tóxicas dentro de la oficina, restan fuerza.

Suceden muchas cosas que nos apartan del foco y eso nos puede llevar, por ejemplo, a no tener en cuenta la formación continuada de los profesionales que integran las empresas.

No sería justo decir que la formación no ocupa un lugar en las organizaciones, pero también debemos ser honestos y aceptar que queda mucho por recorrer.

Deberíamos acordarnos más a menudo de la importancia que tiene aprender, reciclarse, formarse y no hacerlo solamente una vez al año, en el momento en el que recibimos contenido relacionado o porque hemos comprado un programa nuevo para un departamento concreto.

Tiene que ser una práctica habitual en cualquier empresa y estar bien definido en un calendario. Debe formar parte del ADN de toda organización.

“La formación no es un gasto, es una inversión”

Es importante destacar que no es una cuestión únicamente de la empresa, los trabajadores también deberían pedirla, exigirla, incluso, si cabe.

Para que funcione y todas las personas se sientan motivadas e involucradas, se tiene que plantear conjuntamente y buscando las motivaciones reales de cada grupo de individuos.

Cuando se contrata formación se suele decidir desde dirección, sin el conocimiento de los trabajadores implicados y sin tener en cuenta sus necesidades y motivaciones. Este es otro de los motivos por los que se suele ver como una obligación y así es más difícil que se aproveche todo su potencial.

Si haces una pequeña encuesta en todos los departamentos de tu empresa, sobre si les gustaría recibir formación y de qué tipo, obtendrás muchas respuestas positivas e interesantes. 

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que formar a los trabajadores de tu Marca está bonificado. La formación es un derecho de los trabajadores y existen fondos europeos para ayudar a que se implemente en las organizaciones.

Ayudas a la formación continua

Me consta que todavía hay Marcas que desconocen la existencia de ayudas a la formación continua.

El Fondo Social Europeo y la Fundación Tripartita destinan ayudas en forma de crédito anual marcado por Ley. La ayuda se traduce en bonificaciones mediante las cotizaciones a la seguridad social y se puede elegir qué tipo de formación se requiere, cómo y cuándo hacerla.

Las empresas deben plantearse que una buena formación no es un beneficio exclusivo para los trabajadores, ésta, también se traduce en un beneficio para la organización.

Contar con personas capacitadas y bien formadas para desempeñar su labor con plenas garantías, es un activo muy importante para cualquier Marca.

¿Por qué la formación ayuda a mejorar los resultados de tu empresa?

Los cambios en el mercado suceden cada vez más rápido, lo que hoy es tendencia, hace pocos años ni siquiera existía. Una organización que quiera perdurar en estos tiempos debe adaptarse, como mínimo, con la misma rapidez.

Dar la espalda a la evolución y a esos cambios puede significar quedar fuera del mercado. El otro día cifraban en un 75% las profesiones del futuro que aún no existen o se están creando.

¿Quién había oído hablar de Community Managers, Social Media Managers o planificadores de identidad digital hace tan solo 10 años?

Desde los departamentos de RRHH deben planificar muy bien la incorporación de nuevos profesionales, adaptados a nuevas necesidades que demandan unos mercados cada vez más exigentes y cambiantes, pero también deben preocuparse por la evolución de todas las personas que ya trabajan dentro de la empresa.

Formarse en estos nuevos escenarios, donde las reglas del juego o los terrenos donde se lleva a cabo la acción están en constante evolución y cambio, es crítico.

En un artículo publicado en Forbes, donde hablan de profesiones muy bien remuneradas, citan 10 nuevos empleos que te podrían interesar si quieres acceder a un buen salario. La mayoría de estas profesiones son adaptaciones de otras que ya existen.

Formarse es una opción, no hacerlo, también pero ni trabajadores ni empresas pueden permitirse el lujo de quedar en fuera de juego.

No podemos nadar contra corriente y no debemos hacerlo.

Foto: Pexels