La cooperación entre empresas facilita el crecimiento

La estructura de una empresa, es decir, cómo está organizada, suele basarse en una jerarquía subordinada. Partimos desde la dirección y vamos bajando hasta conformar todo el organigrama. Es más o menos compleja dependiendo de su tamaño.

En función de cómo se organiza una Marca y de su estructura, se conseguirán unos objetivos y también determina cómo operará en el mercado. A partir de la estructura organizacional, se asignarán diferentes responsabilidades a personas, filiales…

Cómo está pensada una organización influye en su crecimiento. En la actualidad, las estructuras tienden a ser menos rígidas, más horizontales y la cooperación entre empresas, además de facilitar el crecimiento, juega un papel fundamental en su continuidad.

Si miramos hacia atrás, veremos que las formas tradicionales de crecimiento están basadas en una integración vertical o una horizontal. Las Marcas, han sido siempre el centro, el punto de partida y las grandes corporaciones han dominado la situación.

Es habitual que ciertas corporaciones acaben copando un mercado concreto.

Trabajar con distintas Marcas con el objetivo de abarcar varios segmentos y acabar siendo el claro dominador, es algo que estamos acostumbrados a ver en el sector textil, por ejemplo.

La forma de hacerlo es creando distintas Marcas o comprando algunas ya existentes, que gocen de buena reputación y posición en el mercado. La cuestión es tener capacidad financiera suficiente para comprar y acabar siendo el líder indiscutible de uno o varios segmentos.

Todo cambia y el mercado está en constante evolución, a veces tan rápido que no deja tiempo para respirar. Las grandes corporaciones están comenzando a ver que las alianzas pueden ser una buena forma de crecimiento, más sólida, incluso.

Aquí las empresas más pequeñas también tienen mucho que decir y tienen más fuerza que antes. No llegarán al poder de una gran corporación pero no juegan con tanta desventaja como hace un tiempo.

“Lo importante para no quedarse fuera es entender que la colaboración es crucial, hoy día.”

No puedes estar en todos los frentes y encontrar buenas alianzas es un factor clave. La intención de esas alianzas (partners) debe ser muy similar a la búsqueda de clientes, dicho de otra forma, deben basarse en la confianza y buscar una relación fiel, a largo plazo.

La mejor forma de sobrevivir a los cambios es saber adaptarse y en este momento la cooperación es muy beneficiosa. No todos los profesionales saben hacerlo, ni están preparados.

Saber cooperar es una virtud muy valiosa en la actualidad.

La relación debe establecerse de forma equitativa, todas las partes deben ganar y es sumamente importante entender que se hace por convicción, de lo contrario, será muy difícil mantener esa relación a medio o largo plazo.

Ejemplos de cooperación y acuerdos entre empresas

Acuerdos para conseguir mejoras tecnológicas

La asociación entre empresas para llegar obtener innovaciones tecnológicas es algo frecuente. La unión hace la fuerza y cooperar en el desarrollo tecnológico, algo que por separado sería muy difícil de conseguir, puede ser de gran ayuda. Los resultados obtenidos son aprovechados por todas las empresas involucradas. En cuanto a sectores, los más frecuentes suelen ser: electrónica, informática, automóvil…

Cooperación con proveedores

Establecer acuerdos con proveedores es algo muy ligado al sector industrial y comercial. La necesidad de conseguir precios competitivos y cantidades necesarias en cada momento, obliga a cerrar acuerdos de colaboración para asegurar esta continuidad. No disponer de acuerdos a medio o largo plazo para la obtención de materia prima, podría llegar a ser crítico.

Consorcios de exportación

Una forma de unir fuerzas para conseguir la promoción de bienes y servicios en el extranjero, es el consorcio de exportación. Crear acciones conjuntas entre distintas empresas facilitará la venta de sus productos fuera de sus fronteras. Este tipo de cooperación es estratégica y facilita el acceso a mercados extranjeros, algo que por separado sería muy complicado. No se trata de perder autonomía de gestión o financiera, la intención es que cada una de las empresas participantes mantengan esas condiciones intactas pero, entre todas, puedan facilitar la labor a medio y largo plazo.

¿Qué ventajas pueden obtener las Marcas a través de la colaboración?

  • Cada una de las empresas participantes puede concentrase en aquello que mejor sabe hacer, en su especialidad. Una fórmula en la que todos salen beneficiados.
  • Mediante la cooperación se limita la incertidumbre porque se minimizan los riesgos de cualquier actividad empresarial.
  • El corto plazo llega a ser una obsesión para determinadas organizaciones, así que de esta forma se puede acortar el alcance de objetivos.
  • La unión de todas las partes les llevará a ser más eficaces y flexibles, algo de gran importancia en mercados cambiantes.

Estos son algunos ejemplos de la colaboración entre empresas, hay más. Os animo a que, como mínimo, lo tengáis muy en cuenta.