¿Cómo planifica su tiempo un buen vendedor en verano?

La profesión de vendedor tiene épocas muy concretas en las que las visitas, presentaciones de propuesta y cierres de venta, son casi inexistentes o difíciles de conseguir.

Destaco lo de casi inexistentes, porque todos los profesionales de la venta hemos vendido alguna vez en Agosto, pero no es algo habitual.

Las personas que deciden si nos compran o no, suelen planificar sus vacaciones para las fechas comprendidas entre la última quincena del mes de Julio y la última semana del mes de Agosto.

Este tipo de estacionalidad durante los meses de verano, que se repite durante las Navidades o Semana Santa, es algo habitual todos los años. Son épocas en las que si todavía no has llegado a objetivos, en Septiembre, te tocará trabajar muy duro para compensar estos dos meses de bajón.

¿Cómo planifica un buen vendedor en verano?

La profesión de vendedor necesita de planificación. Un profesional de la venta, suele pasar gran parte de su tiempo fuera de la oficina, así que es muy importante que aproveche estas bajadas para planificar o hacer coincidir sus vacaciones, claro.

Lo normal es que un vendedor haga coincidir sus vacaciones en las mismas fechas. Por parte de la empresa, es normal que durante los meses de Julio y Agosto (salvo excepciones en algún sector), animen a los profesionales del departamento a prever sus turnos de vacaciones en estos meses.

Es importante que los vendedores puedan estar al 100% cuando también lo estén sus interlocutores en el proceso de venta. No olvidemos que gran parte de sus trabajo está en contacto directo con los clientes de la Marca, reales y potenciales.

Un buen vendedor planifica durante todo el año

Es importante destacar que un profesional de la venta debe planificar durante todo el año. Sería un error pensar que sólo debe hacerlo cuando dispone de más tiempo libre. Es muy importante que la planificación fuera de los meses de verano sea muy buena, de lo contrario, no llegará a cumplir con todas las exigencias del cargo y, por ende, con sus objetivos.

Este tipo de planificación debe tener en cuenta determinados momentos para:

  • Realizar prospección
  • Investigar a la competencia
  • Hacer llamadas o enviar e-mails
  • Planificar visitas
  • Preparar propuestas
  • Presentar propuestas de venta
  • Cierres…

Planifica listas durante el verano para hacer prospección en Septiembre

Una vez aclarado esto, es importante que un vendedor dedique parte de su tiempo, a cuestiones que durante el año no puede hacer. Tareas que son muy importantes y que nos pueden ayudar a ser más efectivos.

Además de poner orden a tus documentos, CRM, pc… También puedes poner más énfasis en aquellas cosas que puedes mejorar y que nunca tienes tiempo de hacer. Como por ejemplo, crear una buena lista de prospectos nuevos, con los que trabajar cuando todo vuelva a la normalidad.

Durante los meses de verano tienes tiempo de generar una buena lista, además de planificar acciones que llevarás a cabo para iniciar un buen proceso de venta con todos ellos.

Puedes definir mensajes personalizados para todos ellos o agruparlos en varias listas. También puedes definir, junto al departamento de marketing, una buena campaña de emailing que aumente tu efectividad.

¿Has pensado que podrías tener un blog?

Otra de las cuestiones que solemos dejar de lado, por falta de tiempo, es la planificación de un buen blog donde subir contenidos que puedan resultar interesantes a nuestros clientes potenciales.

Durante los meses de verano podrías dedicar tiempo a crear un buen blog de ventas, sobre todo por las tardes, si no haces jornada intensiva.

Una buena estrategia de Inbound Marketing es un gran aliado para las ventas.

Espero que estos pequeños consejos puedan ayudarte a aprovechar mejor tu tiempo durante el verano. Son meses en los que el trabajo puramente comercial, aquel que más nos gusta y está lleno de visitas, presentaciones, negociaciones, baja en picado.

Me gustaría que esta pequeña reflexión te pueda ayudar. Es importante crear alicientes que nos ayuden a comenzar la temporada con fuerza.

Algunos de esos alicientes pueden ser: tener un nuevo y flamante blog sobre ventas, haber creado una buena campaña de e-mail marketing o conseguir que todos los documentos estén muy bien ordenados.

Sean cuales sean, te deseo un buen verano y una buena planificación de tu tiempo.