Branding y Ventas son inseparables

Definir el perfil de un buen vendedor, no es algo tan sencillo como puede parecer. No digo que sea una tarea imposible, pero sí limitada a un buen profesional en la materia. Qué perfil necesitaremos para vender, depende en gran medida del producto o servicio, el sector, el tipo de empresa, el perfil de cliente… No podemos tomar una descripción tipo, y replicarla al 100% todas las veces.

Hace unos años, cualquier acción que no fuera, digamos…demasiado correcta u ortodoxa, podría provocar la pérdida de un cliente. Este cliente, hablaría con unas 10 personas más, para explicarles lo sucedido y esto te cerraría unas cuantas puertas. Todo un desastre, evidentemente, pero hoy día; una mala acción tendrá una repercusión mucho mayor. Branding y Ventas se han hecho más inseparables que nunca.

Nuestros clientes están mucho más preparados que antes, y esto se evidencia cada día en las visitas de venta. Con la llegada de Internet, la información está al alcance de todos, a un clic de distancia. Esto no significa que “el cliente siempre tenga la razón”, pero sí que en muchos casos, puede estar muy a la altura del vendedor; en cuanto a conocimiento del producto o servicio.

Branding aplicado a las Ventas.

Cuando hablamos de Branding, nos estamos refiriendo al proceso de creación y construcción de una Marca. el Branding es la percepción que se tiene de una Marca, desde fuera. Todos nuestros actos, estrategias y decisiones suman, no hablamos sólo de un logo, o de una imagen corporativa; estamos hablando de algo mucho más profundo.

Hablamos de cuestiones tangibles y otras que no se pueden tocar, de coherencia, de imagen. Las Ventas juegan un papel muy importante en la consolidación de la imagen de una Marca. En ayudar o no a posicionarse bien en la mente de los clientes. Los vendedores, al estar en contacto diario con clientes, contribuyen a mejorar o empeorar el Branding. Todos los departamentos y personas están implicadas en la proyección de una imagen externa, aunque no sea de forma consciente.

Posicionar nuestra Marca de forma correcta en la mente de los clientes, es decir, conseguir una percepción adecuada de la misma, tiene que ver tanto con el producto o servicio, como con las personas que trabajan en la empresa. Si nuestros productos tienen determinadas ventajas competitivas, pero nuestros vendedores no son capaces de transmitirlo; o el trato que ofrecen no guarda la coherencia necesaria, estaremos “haciendo un mal Branding“.

Ventas, Marcas y buena imagen.

Los departamentos de Marketing y Ventas deben trabajar muy bien coordinados, esto es algo que no siempre sucede. En la actualidad, un vendedor no puede ser una especie de hombre orquesta, dominador de todas y cada una de las fases que conforman la venta; porque los medios de contacto son distintos y están más diseminados. Aquí entra en juego el departamento de marketing, conocedor de la diversidad de medios y de la estrategia global de la Marca.

Para que un vendedor pueda ofrecer una imagen coherente y muy profesional (Branding), acorde con la estrategia de Marketing de la Marca; debe ser conocedor de dicha estrategia y trabajar en equipo con el departamento de Marketing. La forma como comunicamos y vendemos ha cambiado, y se ha diversificado en muchos más medios. Además de los canales que intervienen en la venta hoy día, si dominamos y aplicamos un buen Inbound Marketing, conseguiremos ser mucho más efectivos y productivos en la venta.

Si hablamos de Ventas, no podemos olvidarnos del marketing, hoy más que nunca. El vendedor tal y como lo hemos conocido hasta el momento, tiende a desaparecer, y sus compañeros del departamento de marketing, deberían asumir el papel de la prospección comercial a través de sus estrategias de comunicación y atracción.

Buenas Ventas y buen Branding.

La coordinación y casi fusión de ambos departamentos, es algo a tener muy en cuenta. Las Marcas no se la pueden jugar, porque todo lo que hacen sus empleados, sean vendedores o no, tendrá una repercusión mucho mayor gracias a la exposición que tienen hoy día; con sus perfiles sociales. Las Redes Sociales parece que han llegado para quedarse, y una acción calificada como mala por parte de algún cliente, no llegará a 10 diez personas, como antes; tendrá una exposición y repercusión mucho mayor Esto puede causar una crisis de reputación importante; e incluso afectar a las Ventas.